Mejorar el nivel de ahorro de los trabajadores, meta de nueva iniciativa de pensiones del PAN

Claudia Martínez Martell

Torreón, Coahuila (14/07/2020).- Este martes en el programa Contextos nos acompañó vía telefónica Juan Antonio García Villa, diputado del PAN en Coahuila, para hablar sobre la reforma al Sistema de Pensiones que presentará su partido con la intención de mejorar el nivel de ahorro de los trabajadores, reducir requisitos y obtener una pensión.

Comenzó por señalar que en México la proporción que del salario base de cotización se entrega para efecto de las pensiones, es una de las tasas más bajas en comparación con otros países, que más o menos es de alrededor del 6.5 por ciento, compuesta por aportaciones de los propios trabajadores, patrones y el Estado. Estos recursos se van a un fondo que se aplicará cuando el trabajador alcance la edad y los requisitos para obtener una pensión.

Por otra parte, recordó que el modelo que se tomó a mediados de los años 90 -que fue el chileno-, después del tiempo transcurrido y que empezaron a pensionarse, no alcanzó para cubrir las necesidades básicas de los trabajadores, particularmente para aquellos que reciben menos de cinco salarios mínimos. Y otro aspecto importante es que ante la posibilidad que se tiene de retirar recursos por desempleo del fondo acumulado, esto puede ir en detrimento del trabajador porque el monto de su pensión estará mermado con los retiros que realizó. Esto se puede observar ahora con la gran cantidad de solicitudes de retiro que se han registrado a consecuencia de la pandemia.

Por lo anterior, dice Juan Antonio García Villa, el PAN va a proponer, mediante una iniciativa de ley, que ese porcentaje aumente, para que la persona cuente con un salario razonable a la hora del retiro y no obtenga una miseria cuando tenga la necesidad de pensionarse. El incremento en el nivel de ahorro, que sería pasar del 6.5 al ocho por ciento, sería absorbido por el patrón, no de forma inmediata, sino con incrementos anuales para en un período de ocho años llegar a un porcentaje propuesto del 16 por ciento, lo que se considera un periodo razonable para la economía del empleador.

Respecto a la propuesta de semanas cotizadas, el diputado local, mencionó que con el nuevo modelo, el trabajador tiene que acumular mil 250 semanas, lo que equivale a no dejar de trabajar durante 24 años. El problema en México, es que existe un gran número de personas que lo hacen de manera intermitente, en momentos están en la formalidad y luego en la informalidad y cuando quieren retirarse resulta que no alcanzaron esa cantidad de semanas, lo que es un problema para pensionarse. La propuesta es que, para este tipo de trabajador, el número se reduzca a 750 semanas obteniendo una pensión mínima, tomando en cuenta que en el antiguo sistema eran suficientes 500.

Sobre las redes de protección para los trabajadores, el invitado precisó que es precisamente para los mexicanos que han trabajado en la informalidad, ya sea toda su vida o que lo hagan por períodos, y no tengan un patrón, puedan recibir el apoyo que el Estado otorga con la posibilidad de incrementar su fondo para el retiro.

En función de género, el legislador señaló que es un tema hasta ahora relativamente olvidado dentro del sistema de pensiones, ya que las mujeres por muchas razones dejan el empleo para dedicarse a la crianza de sus hijos, entonces, esa realidad hay que incorporarla para que las mujeres que trabajan, no a lo largo de su vida, sino, de manera intermitente, tengan también esa flexibilidad para efectos de su pensión.

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top