México: un país sano en todos los sentidos

El acelere y el estrés de la vida cotidiana, sin duda, repercute en la salud mental. Está comprobado que, en México, 28% de la población va a padecer en algún momento de su vida alguna enfermedad psiquiátrica como depresión, ansiedad, esquizofrenia, trastorno obsesivo compulsivo o demencia, que son las más comunes; de ahí la necesidad de una cantidad importante de recursos para poder tratar esas patologías que suelen tener, además, un impacto negativo en el entorno próximo de quienes las padecen.

La situación más preocupante es la de los jóvenes, pues la mitad de las personas que enfrentan un problema de salud mental lo adquieren durante la adolescencia. Los especialistas señalan que, de cada 100 pacientes en esa etapa temprana de sus vidas, 15 terminan suicidándose. Y tiende a aumentar, pues ya es la segunda causa de muerte entre jóvenes de 15 a 29 años, lo que exige que se actúe en consecuencia, en lugar de andar con lamentaciones.

Por eso resulta preocupante que, como consecuencia de la austeridad del gobierno federal, se haya desechado la construcción del Centro Psiquiátrico de La Laguna, institución que no es un lujo sino una necesidad. Por ahora, el proyecto queda reducido a la creación de una unidad ambulatoria que permitiría la atención inicial de quienes tienen ese tipo de padecimientos para, en su caso, canalizarlos a otras ciudades que sí puedan atender a los enfermos, con el alto costo que eso representa para sus familias.

El llamado del DIF Torreón a la ciudadanía para que apoye económicamente la creación del ambulatorio revela la situación lamentable a la que ha orillado la política de austeridad, que no distingue entre prioridad y privilegio. Es claro que se debe terminar con el derroche y los malos manejos, pero eso no debería significar la cancelación de proyectos destinados a atender a sectores vulnerables de la población. Y el Centro Psiquiátrico de la Laguna es uno de ellos.

Definitivamente amigo radioescucha, el incremento de las enfermedades mentales en México exige el desarrollo de infraestructura necesaria para su atención. La depresión, según los expertos, será la principal causa de incapacidad en la próxima década. Este es un ejemplo más de la grave crisis de salud psiquiátrica que se avecina, lo que debe conducir a los gobiernos a ocuparse, generando mejores condiciones de vida, desarrollando los hospitales especializados y educando a los profesionales en esta área que hagan de México un país sano en todos los sentidos.

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top