Quien asesinó a Javier Valdez se salió con la suya: Marco Lara Klarh

Torreón, Coahuila (16/05/2017).- «A mí me parece que el perpetrador del asesinato de Javier (Valdez) se salió con la suya no solo quitándole la vida, sino mandando el mensaje que quería, porque nosotros le dimos difusión masiva a su cuerpo yacente en medio del pavimento de una avenida céntrica de Culiacán», dijo el periodista y activista por los derecho humanos Mario Lara Klarh en Contextos.

El también editor y profesor, consideró que si bien el asesinato de un periodista siempre genera altas expectativas, los medios deberían ser más cuidadosos en cuanto a lo que se comunica sobre este tipo de hechos.

Según señaló, en México, de 2000 a la fecha han sido asesinados casi 130 periodistas, más de 30 han sufrido desaparición forzada  y una gran cantidad han sufrido exilio, señaló.

El caso de Javier es particular porque tenía formación de sociólogo, porque había trabajado temas importantes que el periodismo no suele trabajar, como la violencia machista en las organizaciones criminales, el costo niños y niñas de la violencia criminal, incluida la violencia del Estado a través de los militares, en fin, era alguien que había hecho un trabajo persistente y hasta obsesivo por dar luz sobre aspectos que pocas veces aborda la maquila de la industria de las noticias», detalló.

Para Lara Klarh la impunidad que se vive de forma generalizada en el país, «es particularmente grave en el caso de los periodistas, porque el periodista es un actor social de primera relevancia del que depende la calidad de vida de todos, sobre todo una figura como Javier, es alguien que enriquece que le da una naturaleza vibrante a la cosa pública porque hace visibles fenómenos de primera importancia que no están visibles en primera instancia en sentido estructural».

Por  otra parte, dijo que es necesario tener claro que hay muchas razones para violentar a un periodista, desde mandar un mensaje al público, generar terror, tomar represalias debido a una investigación periodística o incluso por colusión criminal.

Asimismo, puntualizó que el 65 por ciento de los ataques contra periodistas provienen de los servidores públicos, «señaladamente desde el ámbito, en primer lugar, municipal, estatal, federal después, e incluye militares, áreas de seguridad pública, fiscalías, procuradurías, alcadías, gubernaturas y demás».

Con respecto al poco interés de la ciudadanía de unirse al gremio periodístico ante hechos como el asesinato de Javier Valdez, dijo que esto se debe a que México viene de una tradición autoritaria que ha derivado en una sociedad ‘desactivada’.

Traemos un problema de una sociedad indolente en general, bajo nivel de participación social, de activismo, de reivindicación de los derechos humanos», comentó.

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top