Recoger puntualmente a nuestros hijos en la escuela: prioridad como padres

 

Flor Rentería, subsecretaria de Educación en La Laguna de Coahuila, informó que los padres tienen una tolerancia de 30 minutos para recoger a sus hijos en las escuelas. En la primera oportunidad que los padres que lleguen tarde a recoger a sus hijos, se les hará un llamado de atención verbal. En la segunda, quedará un antecedente por escrito. Y a partir de la tercera, trasladarán a los menores a la Pronnif, Procuraduría de los Niños, las Niñas y la Familia.

Esta medida se hará efectiva en las escuelas estatales de Coahuila y surge a propósito de la preocupación de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Coahuila por los protocolos a seguir cuando los padres no llegan a tiempo por sus hijos. Según Hugo Morales, presidente de la Comisión, la escuela tiene que garantizar la integridad de los menores para que estén debidamente resguardados y con la posibilidad de comunicarse con sus padres.

Y aunque el organismo no ha recibido reportes de que en alguna escuela los alumnos tengan que esperar afuera de las instalaciones, en algunos casos, directores y maestros han tenido que ir a buscar el domicilio de niños, luego de más de dos horas después de la salida, lo que no es lo correcto, ya que la normativa establece que los padres deben recoger a sus hijos o representados de manera puntual.

Que un problema de este tipo sea noticia, es una muestra más de la situación de descuido que algunos padres manifiestan hacia sus hijos, lo que nos exige, como sociedad, discutir al más alto nivel lo que se debe hacer con los niños que no son recogidos por sus padres en la escuela. Nuestra principal prioridad como padres y madres es el cuidado de nuestros hijos que, en no pocos casos, queda relegada y hasta olvidada.

Definitivamente amigo radioescucha, el hecho de que no recoger a los niños a tiempo en la escuela sea un problema de derechos humanos, habla mal de nosotros como sociedad. Las excusas de siempre como congestionamiento de tránsito o retraso del transporte público, no son válidas. Más que buscar pretextos, debemos reflexionar en torno a cuáles son las verdaderas prioridades como padres y qué ejemplo debemos brindarles a nuestros hijos.

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top