Reduce Banxico previsión de crecimiento

México (28/08/2019).- El Banco de México (Banxico) redujo a un intervalo de entre 0.2 y 0.7 por ciento la proyección de crecimiento para la economía del País en 2019, desde su estimación previa de entre 0.8 y 1.8 por ciento, debido a debilidad de la demanda interna, la incertidumbre para la inversión y el entorno global adverso.

Para 2020, el Banco Central espera que el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) se ubique en un rango de entre 1.5 y 2.5 por ciento, que se compara con el de 1.7 a 2.7 por ciento previsto antes.

«La revisión para 2019 se deriva del hecho de que, de acuerdo con la información publicada por el Inegi, el crecimiento del PIB en el segundo trimestre fue menor a lo previsto -lo que indica una debilidad más profunda de los componentes de la demanda interna a lo estimado con anterioridad-, así como de ajustes a la baja en el crecimiento esperado a lo largo del horizonte de pronóstico para la producción industrial en Estados Unidos y en la plataforma de producción petrolera», explicó en su Informe Trimestral Abril-Junio 2019.

Banxico también redujo su previsión de creación de empleos registrados ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS): para 2019, la bajó de un intervalo de entre 530 mil y 630 mil puestos de trabajo a uno de entre 450 mil y 550 mil, mientras que para 2020 disminuyó de un rango de entre 650 y 750 a uno de entre 590 y 690 mil.

Entre los riesgos para el crecimiento, el instituto destacó que persista el ambiente de incertidumbre interna que ha venido afectando a la inversión y que ello ocasione que se difieran planes de inversión o que los consumidores reduzcan su gasto de manera precautoria.

Asimismo, le preocupa que se observe un deterioro adicional en la calificación de la deuda soberana o en la de Petróleos Mexicanos (Pemex), lo que podría afectar el acceso a los mercados financieros.

Banxico también citó entre los peligros la incertidumbre respecto a la posibilidad de un surgimiento de disputas comerciales o un escalamiento mayor de las ya existentes, que afecte al crecimiento, la inversión y el comercio globales, en detrimento de la actividad económica en México.

«En este sentido, persiste la posibilidad de que Estados Unidos anuncie acciones en materia comercial en contra de México, posiblemente asociadas con temas no comerciales. Ello ocasionaría mayor incertidumbre y afectaría las decisiones de gasto de los consumidores y/o a la inversión», advirtió.

«Estas afectaciones serían mayores si dichas acciones fueran implementadas y podrían conducir a un deterioro de la competitividad de la economía mexicana y afectar negativamente a la actividad económica».

Banxico se mostró inquieto respecto a una desaceleración mayor a la esperada de la actividad y el comercio globales una vez que expiren los estímulos fiscales vigentes en algunas de las principales economías, principalmente la de Estados Unidos, o derivado de una desaceleración mayor a la esperada de la producción industrial en ese país.

Asimismo, externó su preocupación sobre episodios de volatilidad en los mercados financieros internacionales originados por diversos factores, como mayores tensiones comerciales a nivel global que den como resultado un menor apetito por riesgo o posibles sorpresas inflacionarias que ocasionen aumentos imprevistos en las tasas de referencia de los principales bancos centrales.

También observó la posibilidad de que el proceso de ratificación del T-MEC se prolongue en Estados Unidos y Canadá, generando mayor incertidumbre y afectando a la inversión.

Información de Reforma

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top