Refundar México desde lo local

 

Los municipios y alcaldías de los Estados Unidos Mexicanos se encuentran en una situación muy delicada debido tanto a los recortes presupuestarios de los que han sido objeto por parte del Gobierno federal como a la baja recaudación fiscal producto de la crisis económica provocada por la pandemia del Covid-19. Nada más entre marzo y abril los municipios sufrieron una reducción del 12% de sus participaciones. Enrique Vargas del Villar, quien es el presidente de la Asociación Nacional de Alcaldes y presidente municipal de Huixquilucan, indica que esta situación coloca en quiebra técnica al 80% de los ayuntamientos de la nación.

Debe recordarse, sin embargo, que estos recortes no son sólo productos de la emergencia por el coronavirus. En el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2020 ya se contemplaba una rebaja del 0.5% con respecto al presupuesto 2019. A esta primera disminución le han venido reducciones posteriores en lo que va de 2020. En el caso de Nezahualcóyotl, por citar un ejemplo, la administración municipal enfrentó un recorte de 600 millones de pesos hasta mayo de 2020. Esta diferencia imposibilita que el ayuntamiento siga brindando servicios tan básicos como el de seguridad.

Ante esta situación, los alcaldes mexiquenses han solicitado una reunión con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público con el fin de que la dependencia conozca la situación que enfrentan los ayuntamientos y sus necesidades. No debe extrañarnos que los gobiernos locales hayan tenido que recurrir a deudas por montos que se estiman a la fecha en 54 mil 807 millones de pesos para cubrir insuficiencias. Algunos de los municipios que han recurrido a esta modalidad son Apocada en Nuevo León, Tijuana en Baja California y Asientos y Calvillo en Aguascalientes.

Mientras esto ocurre a nivel local, el Gobierno federal no reduce en un ápice el presupuesto destinado a sus proyectos insignia de la Refinería de Dos Bocas, el Aeropuerto de Santa Lucía y el Tren Maya. Esta injusta situación ocurre porque si bien en teoría las entidades federativas son entes soberanos, en la realidad cuentan con muy poca independencia financiera. Es de suponer que este año se utilizarán recursos del Fondo de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas, sin embargo es muy probable que no sean suficientes para paliar la caída de los ingresos locales.

Definitivamente amigo radioescucha, esta crisis ha revelado la necesidad de revisar el Pacto Fiscal de manera concienzuda. No se trata de reducir los montos actuales que recibe cada estado, pero sí que los incrementos nominales posteriores respondan no sólo a la población sino también a su aporte al PIB de la nación. México está urgido de un cambio profundo. Actualmente se pretende que éste ocurra desde la capital del país. Los resultados saltan a la vista. También lo está la urgencia de refundar México desde lo local.



Comenta esta noticia
Top