Se cumplen nueve años de desaparición de cinco jóvenes laguneros

Mayela Avila

Torreón, Coahuila (15/01/2021).- Familiares de cinco jóvenes que fueron víctimas de desaparición forzada el pasado 15 de enero de 2012 en el municipio de San Pedro, Coahuila, acudieron a la Plaza Mayor de Torreón para visibilizar su caso y exigir a las autoridades que hagan acciones concretas para dar con sus seres queridos.

José Inés Esparza, padre de uno de los jóvenes desaparecidos, aseguró que por sus propios medios, estas familias han recabado diversa información que permita dar con su paradero, misma que se ha presentado a las autoridades sin obtener respuesta positiva. Pese a estas limitaciones, estas familias han continuado las búsquedas de campo y con la recopilación de testimonios.

Recordó que fue un domingo 15 de enero cuando se supo por última vez de ellos. Se fueron a trabajar a la ciudad de San Pedro a bordo de una combi conducida por su hijo – también de nombre José Inés- quien iba acompañado de Ulises, Trinidad, Erick y Carlos, quienes tenían la encomienda de promocionar los servicios de una compañía de telefonía celular vestidos de arlequines.

A las 4:00 de la tarde salen de aquel municipio y José Inés se comunica con su patrón para advertirle que los estaban siguiendo, a lo que les indicó que continuaran. Después de 10 minutos, llama por segunda ocasión para avisar que los desconocidos ya los habían parado en el entronque de San Antonio Gurza y platicarían con ellos para ver qué querían. Fue lo último que se supo de esos cinco jóvenes.

La combi fue ubicada en la Sierra de San Pedro, pero manejada por personas armadas. Los familiares procedieron a seguirla, al tiempo que dieron parte a las autoridades, pero nunca llegaron al lugar. Por indicación de personal de la Fiscalía General de Coahuila se les pidió que se retiraran del sitio, al referir que no había condiciones de seguridad para ellos.

José Inés Esparza detalló que también se buscó el apoyo ante la Procuraduría General de la República para dar con una casa de seguridad en las que las corporaciones harían un operativo en este sitio, pero al final no los dejaron ingresar, bajo la justificación de que el operativo lo emprendió Sedena.

Los familiares refieren que por este caso se tienen cuatro líneas de investigación tanto por las autoridades estatales como federales.

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top