Se duplican en Coahuila infecciones adquiridas en hospitales; insalubridad, la causa

Saltillo, Coahuila (22/11/2019).- Las Infecciones Asociadas con la Atención de la Salud son todas aquellas que se adquieren por las condiciones insalubres y por la sobrepoblación en los hospitales. A casi un mes de terminar el año, dichas infecciones se han duplicado en Coahuila.

Las Infecciones Asociadas a la Atención de la Salud (IAAS) son un problema de salud pública importante debido a la frecuencia con que se producen, la morbilidad y mortalidad que provocan y la carga que imponen a los pacientes, al personal sanitario y los sistemas de salud.

Actualmente 608 personas se han infectado en el Estado hasta la Semana 44. 14 personas a la semana salen de los hospitales del Estado con una infección que al entrar no tenían. En el mismo lapso de 2018 se presentaron 341 hasta la semana 44: 7 personas por semana. Se desconoce el grado de infección y de qué tipos se trata.

Este aumento ocurrió en todo México; de un año a otro se pasó de 13 mil 854 a 19 mil 077, una diferencia de 5 mil 223 casos en todo el territorio nacional. Las IAAS, también denominadas infecciones “nosocomiales” u “hospitalarias”, son infecciones contraídas por un paciente durante su tratamiento en un hospital u otro centro sanitario y que dicho paciente no tenía ni estaba incubando en el momento de su ingreso.

Dichas infecciones pueden afectar a pacientes en cualquier tipo de entorno en el que reciban atención sanitaria, y pueden aparecer también después de que el paciente reciba el alta, de acuerdo con las Organización Mundial de la Salud.

SOLUCIÓN

Para evitar en lo máximo los contagios de personas que ingresan a los hospitales, se recomiendagarantizar requisitos mínimos de higiene en lo que respecta a los establecimientos y los recursos disponibles destinados a la vigilancia de las IAAS a nivel institucional.

RECOMENDACIONES

Las siguientes observaciones evitan un contagio más al enfermo… y quienes lo rodean.

Todos deben usar una bata para que la ropa no se contamine.

Si la habitación se llena de gente, eso contribuye a aumentar el riesgo de infección del paciente.

No visitar a los pacientes acompañados de niños.

No concurrir a una visita si se encuentra con resfrío o gripe.

No infringir las medidas de aislamiento en los casos de pacientes graves.

No concurrir a las salas de internación del hospital si no es estrictamente necesario.

Lavarse las manos antes y después de estar en contacto con los pacientes internados.

Pedir a los médicos y a los enfermeros que se laven sus manos antes de atender al paciente.

DATOS

608 personas han contraído una infección en un hospital en 2019.

341 personas infectadas se reportaron el año pasado.

Con información de Vanguardia



Comenta esta noticia
Top