Se está trabajando para resolver problema de arsénico

Liliana Rincón

Gómez Palacio, Durango (06/05/2019).- La desaparición de la cuenca lechera de La Laguna no es la solución a los problemas de calidad y disponibilidad de agua de la región, consideró el gobernador de Durango, José Rosas Aispuro:

La Laguna tiene vocación histórica en la producción pecuaria, en particular de leche; lo que aquí funciona, en otras regiones del país difícilmente podría dar resultados, porque el sur tiene un clima distinto al nuestro», dijo.

Sobre los señalamientos del presidente Andrés Manuel López Obrador, en el sentido de que en la región no hay suficiente agua para que permanezca la cuenca lechera, el gobernador afirmó:

Hay que fortalecer la cuenca lechera y hay que ayudar al presidente para que en el sureste se pueda implementar algún programa que pueda dar resultados allá. Lo que no debemos hacer es que se vaya a afectar y vayamos a menguar la capacidad que tiene La Laguna en la producción de leche”.

Respecto a que existen pozos con índices de arsénico fuera de la Norma Oficial Mexicana en municipios que originalmente no presentaban como Nazas, San Juan de Guadalupe y Lerdo, Aispuro Torres mencionó que ha platicado con la directora de la Comisión Nacional del Agua de que se requiere un análisis más allá de las medidas que se están tomando en Gómez Palacio, Lerdo y Tlahualilo.

Asimismo, indicó que falta instalar tres plantas antiarsénico y ya solicitó a la misma directora de la Conagua, intervenir para que el proceso se agilice.

Dijo que la funcionaria vendrá a La Laguna y le mostrarán cómo se ha resuelto el problema en el mediano plazo y que en el largo, la solución tendrá que ser traer agua del sistema de presas.

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top