Se queda ‘a medias’ México en salud

México (08/07/2019).- México ocupa la posición 67 en un ranking sobre eficiencia en el sistema de salud que incluye a 180 países, pese a ser la economía número 13 por su tamaño, informó Manuel Aguilera, director del servicio de estudios de Mapfre.

A su vez, en el comparativo de 11 países latinoamericanos, México ocupa la última posición del ranking.

Al presentar el Indicador de Eficacia de Sistemas de Salud (IESS), realizado por esta firma, Aguilera expuso que se considera la esperanza de vida saludable de la población, el nivel de mortalidad entre los niños de cero a 4 años, así como la mortalidad por enfermedades no transmisibles entre los jóvenes, como cáncer y diabetes.

La esperanza de vida saludable en México es de alrededor de 67.1 años, lo que contrasta con las estimaciones de 73.6 y 73.2 de Singapur y Japón, explicó el ex presidente de la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas.

Japón, Suiza y Corea del Sur ocupan, en ese orden, las primeras posiciones en el ranking global. China ocupa el lugar 29, un nivel superior al de Estados Unidos, que se ubica en el escalón 31.

Entre los países latinoamericanos mejor evaluados que México en el ranking global están Uruguay, que ocupa el lugar 39, Argentina en el 46 y Brasil en el 58.

Por debajo de México, se ubican Perú, Colombia, Nicaragua y Venezuela, con las posiciones 68, 72, 73 y 76 del ranking, respectivamente.

Cuestionado sobre las medidas que México debe tomar para mejorar la eficiencia de su sistema de salud, Aguilera respondió que las políticas públicas requieren implementar mecanismos de colaboración pública y privada para dar mejor atención a la población.

«El diseño de futuras políticas públicas debiera aprovechar los pilares de cobertura complementaria voluntaria de tipo empresarial e individual, buscando que los recursos públicos se dirijan a los grupos de la población vulnerable», mencionó.

Comentó que México requiere incorporar aspectos de Japón o Suiza que fortalezcan la función de los seguros privados, incentiven la contratación voluntaria de éstos y de planes de ahorro para afrontar los gastos de salud.

En el estudio se menciona que el incremento generalizado en la deuda de los gobiernos agravados por el aumento de gasto en pensiones y salud dificultan la disponibilidad de recursos públicos para dar atención de salud gratuita.

Información de Reforma

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top