Señalan a Emiliano Salinas como cómplice del delito de tráfico sexual

Ciudad de México (20/05/2019).- En el juicio celebrado en una corte de Nueva York a Keith Raniere, líder de la secta NXIVM y a quien se le acusa de tráfico sexual de mujeres, fraude y conspiración pare el trabajo forzado, entre otros delitos, ha vuelto a salir el nombre de Emiliano Salinas Occelli, hijo del ex presidente mexicano Carlos Salinas de Gortari.

Según reportó Univisión, la Fiscalía de Estados Unidos considera a Emiliano Salinas cómplice de Raniere; además, en el caso ha trascendido que Salinas, así como su socio Alejandro Betancourt, y el empresario Jacky Levy, sí formaban parte del círculo más cercano de Raniere.

La fiscalía señala a Emiliano Salinas como co-conspirador de Raniere por la supuesta creación de cuentas de correo electrónico con el fin de desacreditar a los detractores de Raniere.

Lo que usted ve en esta cadena de correos y en los correos que están en las cajas es que hubo esfuerzos de los conspiradores incluyendo a Kristin Keeffe, incluyendo a Emiliano Salinas, dirigidos por el acusado en relación a qué individuos debían ser objetivos”, comentó a la televisora la fiscal Moira Kim Penza.

La versión digital de la revista Proceso reporta que estos correos fueron hallados en la casa de la cofundadora de NXIVM, Nancy Salzman, y que también se encontraron “carpetas con dossiers financieros de los enemigos de NXIVM en los que figuraban jueces federales que supervisaban el caso”.

Pese a que su nombre salió a relucir de nuevo, Emiliano Salinas no enfrenta cargos criminales en Estados Unidos, aunque sí podría ser identificado como cómplice sin ser acusado.

El juicio de Keith Raniere empezó el 7 de mayo y se espera que dure cerca de seis semanas. De ser hallado culpable de los cargos que se le imputan, podría enfrentar cadena perpetua.

Más mexicanos

Emiliano no es el único mexicano que ha salido a relucir en este caso. Durante una de las sesiones en la corte, Kim Penza presentó un organigrama de las personas más cercanas a Raniere y entre ellos están el propio Salinas, Mónica Durán, Daniel Padilla, Camila Fernández, y Rosa Laura Junco.

Según se dijo en el juicio, estas mexicanas habían sido “ordenadas” por el propio Raniere para así poder captar a más mujeres que formaran parte de su “harem”.

La secta

El diario Newsweek cuenta que aunque ya existía NXIVM, en 2015 Raniere creó dentro del grupo una organización secreta de tipo piramidal a la que le llamaban DOS (Dominante Sobre Sumiso), formada por “maestras” y “esclavas”.

Estaba conformada solamente por mujeres, a excepción del propio Keith, quien ocupaba la punta de la pirámide. Entre otros compromisos, las “esclavas” debían tener sexo con Raniere. Para lograr este privilegio, debían entregar “fotos comprometedoras, algunas de ellas desnudas además de documentos comprometedores que NXIVM podría publicar si abandonaban DOS”.

No conforme con ello, algunas de las “esclavas” fueron marcadas a fuego vivo con un cauterizador con las iniciales de Raniere.

Las víctimas eran inmovilizadas por otras mujeres y las sesiones eran filmadas en ceremonias”.

Con información de Quién

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top