Señalan incongruencias entre combate a la corrupción del Gobierno Federal y especificaciones del T-MEC

Claudia Martínez Martell

Torreón, Coahuila (01/07/2020).- Este miércoles en el programa Contextos se contó con la participación de Dante Preisser Rentería, consultor jurídico que formó parte del equipo negociador del capítulo Anticorrupción del T-MEC, quien habló de su investigación ‘Corrupción: talón de Aquiles del T-MEC’, publicada en el blog de Mexicanos Contra la Corrupción e Impunidad, MCCI.

Este primero de julio entra en vigor el Tratado Comercial entre México, Estados Unidos y Canadá, T-MEC, que incluye por primera vez un capítulo específico sobre medidas anticorrupción. Al respecto, Preisser Rentería señaló que esta inclusión nos permite como región entrar a una nueva dinámica comercial, en la que también se encuentra el punto de combate a la corrupción como un elemento esencial.

Precisó que lo más importante de este capítulo anticorrupción, es que establece compromisos de carácter legislativo en la tipificación de delitos de corrupción como soborno, cohecho, lavado de dinero, etcétera, pero también instituye medidas respecto a los servidores públicos.

Lo que se analizó en Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad fue cómo el Gobierno va a afrontar estas nuevas responsabilidades.

Recordó que en el momento en el que se dio la negociación del T-MEC, fue creado el Sistema Nacional Anticorrupción, SNA, que contemplaba distintos elementos, instituciones y reglas, como la de 3 de 3 y las declaraciones patrimoniales, pero el actual gobierno ha hecho un cambio de estrategia. Para nadie es un secreto que para López Obrador y la Secretaría de la Función Pública, el SNA no corresponde a lo que ellos consideran una táctica adecuada de combate a la corrupción, es decir, la nueva administración ha decidido dar marcha atrás, ya sea por omisión o por una activa redefinición de prioridades y estrategias con respecto a los proyectos anteriormente propuestos, lo cual podría provocar una incongruencia con lo comprometido en el T-MEC.

Puntualizó que las reformas del SNA, de 2015-2016, ya contemplan todos los delitos que establece el T-MEC y justamente la falta de los magistrados anticorrupción que el SNA contemplaba, puede llegar a ser la causa por la que Estados Unidos y Canadá señalen un incumplimiento en el sistema jurídico y que México entre en un proceso de revisión del tratado, que puede generar una consulta y si ésta no resuelve el problema, interviene un panel de expertos que decidirá si se está cumpliendo o no con lo convenido. En el peor de los escenarios, esto podría originar una suspensión del tratado, lo que implicaría un reto enorme para la economía mexicana.

Dante Preisser, manifestó además, que otra cuestión que preocupa es que el SNA ya contemplaba, como parte de la Plataforma Digital Nacional, un Sistema de Denuncia Ciudadana, mismo que no sólo abarca todas las responsabilidades administrativas, sino también los delitos de corrupción, y no sólo a nivel federal, sino también a nivel estatal y municipal, sin embargo, en lugar de abonar a lo que ya estaba construyéndose, el sistema de la SFP genera una divergencia en los canales de denuncia, poniendo en entredicho la protección de denunciantes, mientras que en el tratado se establece que los estados se comprometen a generar condiciones para que no haya ningún tipo de represalia en su contra.

“El SNA contemplaba un solo canal de denuncia, ¿qué hace la nueva administración? Genera un sistema alertador de corrupción, cuya fundamentación, la verdad, jurídicamente es muy cuestionable, además, solamente es para faltas administrativas no graves. Eso abre la puerta a que existan varios canales de denuncia, lo que genera que la ciudadanía desconozca quién la protegerá en caso de una represalia, y es justamente ahí donde se pueden presentar las incongruencias”, finalizó el invitado.

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top