Siempre es mejor ganar, aunque se juegue mal…

Fernando Benito

Torreón, Coahuila. (24/02/2020).-Santos Laguna tendrá un día para reflexionar antes de retomar sus entrenamientos este martes y comenzar a prepararse de cara al duelo de la fecha 8 contra los Rojinegros del Atlas.

Dicha reflexión girará en torno a todo lo que se hizo mal en el partido del domingo ante los Bravos de Juárez, pues no obstante la victoria, el equipo albiverde tuvo una actuación muy cuestionable en varios aspectos.

Solo en la primera parte hubo destellos de aquellos Guerreros que en el torneo pasado imponían condiciones con una propuesta muy definida, pero en términos generales su exhibición fue pobre, ya que no hubo entendimiento entre los jugadores y el aparato ofensivo careció de idea y profundidad.

En la mayoría de los minutos, Santos se dedicó a destruir ante la imposibilidad de generar futbol. Dejando de lado la primera anotación que fue una joya por el testarazo de Eduardo Aguirre, fue demasiado claro que el llevar la pelota a la meta enemiga, fue una responsabilidad que no pudieron cumplir de forma efectiva Brian Lozano, Carlos Orrantia, el propio Aguirre, Julio Furch, Ulises Rivas y Fernando Gorriarán.

Para fortuna de los laguneros, al frente del equipo está un hombre responsable como Guillermo Almada, quien fue el primero en aceptar que no se jugó bien en el estadio Olímpico Benito Juárez, así es que es seguro que de él vendrá la autocrítica y echará pronto manos a la obra para que los próximos triunfos vengan acompañados de una actuación convincente.

Santos Laguna ganó ayer por una sencilla razón: por qué así es el futbol y por qué no siempre gana el que juega mejor, de ahí en más, no encontramos otras razones para justificar el hecho de que se haya quedado con los 3 puntos.

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top