Surge polémica por ‘antimonumento’ en la Plaza de la Mujer

Liliana Rincón

Torreón, Coahuila (08/03/2019).- Ante la serie de críticas que generó la colocación de un árbol formado con cacerolas -que llevan inscripciones sobre casos de violencia- en la Plaza de la Mujer, la directora del Instituto de la Mujer en Torreón, Claudia Murillo explicó que se trata de un «antimonumento», es decir, un símbolo de reclamo que pretende incitar a la reflexión:

Aspira a perpetuar un recuerdo de acontecimientos y alterar la percepción honrosa de algún hecho convirtiendo la percepción en un acto de protesta permanente, un acto de reclamo, de justicia colocado en el espacio público como una llamada de atención a quien transita para incitar a la reflexión en torno a un tema en específico, una problemática social o un hecho en particular (…) Los árboles son un antimonumento, que nos lleva a reflexionar sobre la violencia y que no olvidemos la lucha de las mujeres en la historia».

Explicó que ante la problemática de violencia, en lugar de proponer un monumento para una o varias mujeres, construyeron un antimonumento que permita reflexionar en torno a las distintas formas de violencias que sufren las mujeres y las niñas de manera cotidiana, desde la más sutil, hasta la más extrema y la manera que estamos fincando nuestras relaciones y la tolerancia ante hechos como la desaparición forzada.

Por su parte, Adriana Romo, integrante de la Red de Mujeres de La Laguna, mencionó que no se trata de monumento o antimonumento, sino de un objeto que simboliza el concepto de mujer, el lugar que tienen dentro de la sociedad.

Si la intención de los artistas que idearon eso era hacer una crítica o un señalamiento, probablemente el mensaje no está claro para la mayoría del público, los sartenes han sido asociados al rol tradicional femenino desde tiempos inmemoriales, no alcanzo a entender la lógica de ello».

Consideró respetable que los artistas se manifiesten de acuerdo a su creatividad, pero resaltó que las obras dejan un mal sabor de boca y se financiaron con recursos públicos.

Como ciudadanía, tenemos derecho a cuestionar en qué se gasta el dinero público», expresó.

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top