Traumatismo craneoencefálico, cuarta causa de muerte en México; la mayoría de los casos derivan de accidentes viales

Por Lucía Olivares.

Torreón (25/09/2019).- Durante las últimas tres semanas ha revivido el tema de los operativos alcoholímetro debido a las modificaciones que implementará el municipio de Gómez Palacio, puesto que el objetivo de estos retenes es, como mencionó Arturo Sánchez, director de Tránsito y Vialidad, salvaguardar la vida de los ciudadanos evitando accidentes vehiculares.

Entre los criterios a consideras está que, en lugar de retirar el vehículo a quien conduce en estado de ebriedad, se le pedirá a alguno de los acompañantes que tome el volante o, en su defecto, llamar a un tercero para que realice esa función.

Los mecanismos de prevención de la ciudadanía deberían centrarse en el cuidado de su vida y salud, más allá de la multa económica que pudieran recibir por conducir luego de ingerir bebidas alcohólicas, la cual puede llegar a los tres mil 400 pesos en Torreón y a dos mil 600 en Gómez Palacio, más el costo de la grúa y el resguardo de la unidad.

Pero, ¿cuántos accidentes ocurren en la ciudad por manejar en estado inconveniente?

Según información recabada por Noticieros Grem, el pasado mes de febrero se registraron en Torreón 390 accidentes de tránsito, de los cuales 42 fueron por conducir en estado de ebriedad durante la madrugada.

El doctor Juan Carlos de León Olivares, con especialidad en neurología, menciona que el TCE, originado por un impacto fuerte en la cabeza, principalmente suscitado luego de un choque vehicular, es la cuarta causa de muerte en México, luego del cáncer, la diabetes mellitus y las enfermedades cardiovasculares.
El médico comenta que 40 por ciento de los casos que ven en el hospital se deben a accidentes viales, a pesar de que muchas personas pierden la vida al momento del impacto. Las edades oscilan entre los 15 y 45 años de edad.

“Esto es un problema de salud pública que nos atañe a todos. Hay poca cultura en cuanto a la prevención del trauma craneoencefálico; tú sales a la calle y ves que las personas en bicicleta no traen casco. De parte de la estructura pública no hay ciclovías para que puedan transitar, pero también pareciera que ellos no tienen obligaciones con la vialidad: deberían traer casco porque son muchos los accidentes en bicicleta que incluso pudieran ser mortales”.

El médico De León Olivares menciona que 40 por ciento de los pacientes que ingresan al hospital con TCE severo fallecen.

En caso de no perder la vida, ¿cuáles son las secuelas? Estos impactos craneales pueden dejar a un paciente con crisis epilépticas de por vida, deficiencias de movimientos en ojos, cara o alguna extremidad, además de la pérdida del desarrollo cognitivo.

 

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top