Un presupuesto que permita autonomía, tarea impostergable

 

Blas José Flores Dávila, secretario de Finanzas de Coahuila, entregó al Congreso estatal el proyecto de Ley de Ingresos y Egresos del Estado para el ejercicio fiscal 2021. El presupuesto del próximo año se estima en 52 mil 675 millones de pesos. Según lo informado por Flores Dávila, se continúa incentivando a los contribuyentes a invertir en Coahuila a través de la estímulos relacionados con el Impuesto Sobre Nómina para que generen nuevos empleos.

 

La cifra revela una reducción del 7.1% del presupuesto estatal en comparación con el presente año. Según lo manifestado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, la reducción responde tanto a las políticas de austeridad como a la disminución de los ingresos producto de la crisis económica generada por el coronavirus. Sin embargo, tal y como se ha podido constatar, los recortes responden más a criterios políticos dado que las obras emblemáticas de AMLO no han sufrido de recorte presupuestario alguno.

 

La situación ha sido denunciada por diversos actores. En particular, la Alianza Federalista conformada por 10 gobernadores de la nación ha sido enfática en alertar sobre la reducción de las participaciones federales hacia los gobiernos estatales y municipales, afectando con ello la autonomía de los ayuntamientos y gobernaciones. Sin embargo, la situación lo que hace es profundizar una tendencia centralista que lleva ya muchos años. Como lo ha demostrado el IMCO, por citar un ejemplo, entre 1998 y 2018 las transferencias federales a los estados se incrementaron en un 206%.

 

No obstante, persiste la negativa a la creación de nuevos impuestos que pudiesen ayudar a solventar esta situación. Mientras tanto se ha hecho evidente durante la última década la tendencia marcada y creciente a la pérdida relativa de la importancia de los ingresos petroleros en relación con el presupuesto del país. En consecuencia, las entidades federativas están obligadas a procurar modos propios de generación de ingresos que le permitan reducir la fuerte dependencia que mantienen con la Federación.

 

Definitivamente, amigo radioescucha, Coahuila necesita generar nuevos ingresos. Según lo informado por Blas Flores, el presupuesto para 2021 contempla solo un porcentaje de 6.6% de entradas por concepto de impuestos. La posibilidad de la autonomía de nuestro estado yace en su capacidad de generar recursos propios que le permitan atender sus urgencias en infraestructura, salud, seguridad, educación o cualquier otra. No es una tarea fácil, pero es impostergable ante la nueva realidad económica. ¿No lo cree usted así?

 

 



Comenta esta noticia
Top