Zarpazo legislativo a los fideicomisos

 

Tal y como ya lo habían advertido, diputados de Morena han impulsado la eliminación de 109 fondos y fideicomisos para redirigir los recursos a la Tesorería de la Federación. Algunos de los fondos que están por desaparecer son: el de Cambio Climático, el de Deporte de Alto Rendimiento, el de Inversión y Estímulos al Cine, el de protección para Defensores de Derechos Humanos y Periodistas, el de Ciencia y Tecnología y hasta el FONDEN, el Fondo de Desastres Naturales.

Diversas instituciones de investigación científica y educación superior han manifestado su rechazo a la eliminación de los fondos debido a que gracias a ellos se sostienen las becas de estudiantes y el financiamiento de diversos proyectos de investigación y desarrollo tecnológico. David Romero, presidente de la Sociedad Mexicana de Bioquímica, manifestó que los diputados tienen una responsabilidad muy grande con México y que en la decisión debió primar la razón y lo que es conveniente para el país.

Por otra parte, llama la atención que uno de los fondos a eliminar haya sido el de protección de personas defensoras de derechos humanos y periodistas. La eliminación de este mecanismo de defensa ocurre en momentos en que, en este país, se registra un ataque contra la prensa cada 11 horas, la mitad de ellos perpetrados por funcionarios gubernamentales. Actualmente, a través de este fondo se protege a mil 206 personas.

Una de las excusas esgrimidas para la eliminación de los fondos es que éstos son fuentes de corrupción. Sin embargo, tal y como lo indica el doctor Juan Martínez, investigador del Instituto de Ecología, INECOL, los recursos son auditados constantemente y sirven para financiar la investigación y la contratación de jóvenes investigadores. Por otra parte, llama la atención que se quieran eliminar estos mecanismos de financiamiento conocidos para transferir los recursos a otros, aún desconocidos, y que serán posiblemente menos transparentes.

Definitivamente, amigo radioescucha, no puede permitirse que en un arrebato mañanero se decida eliminar más de un centenar de fondos y fideicomisos que sostienen la ciencia y la cultura mexicana, la libertad de expresión, la protección del medio ambiente, la seguridad, la infraestructura metropolitana, la atención de desastres naturales, entre otros importantes rubros. La lucha anticorrupción no puede ser la excusa para que de manera arbitraria, y de un zarpazo, los diputados de Morena eliminen mecanismos que han sostenido el progreso democrático de la nación para dirigir recursos a destinos opacos con tintes electoreros.



Comenta esta noticia
Top