Abuelas se transformaron en padres y madres de sus nietos cuando sus hijos desaparecieron

Liliana Rincón

Torreón, Coahuila (10/05/2024).- María del Pilar Herrera se quedó con sus dos nietos cuando su hija y su yerno desaparecieron en septiembre del 2011 en Saltillo. Para sacar adelante a su familia tuvo que trabajar como empacadora en un supermercado.

Su nieto que ahora tiene 23 años y su nieta 17, la acompañaron y le sirvieron de consuelo.

Mi corazón está muy solo y muy herido, quisiera decirle a mis hijos que estoy bien y sigo con la esperanza de encontrarlos».

Francisca Correa también tuvo que ser abuelita, madre y padre de sus nietos. Su hijo y su hija desaparecieron. Esta última le dejó a sus tres nietos.

Es difícil, pero salí adelante. El más chiquito tenía seis años, el segundo siete y el mayor nueve, ahora el más chiquito tiene 18, el otro 19 y el último 21″, recordó.

Si un día Dios se acuerda de mí, ya me voy contenta porque ya se valen por ellos mismos, ya están grandes».

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia