El estado de Derecho sin sesgos

 

El Índice de Estado de Derecho en México 2023-2024, elaborado por el World Justice Project, resalta tanto avances como retrocesos en la adhesión al Estado de Derecho de las 32 entidades federativas de la nación. El indicador mide ocho factores clave que van desde los límites al poder gubernamental hasta la justicia penal. Querétaro encabeza la lista con un puntaje de 0.49, seguido de cerca por Guanajuato y Aguascalientes con 0.47, cada uno. En contraste, el Estado de México y Morelos obtienen las evaluaciones más bajas con 0.35, y Quintana Roo con 0.36.

No se vieron cambios realmente significativos entre un año y otro. Solo cinco estados incrementaron sus puntajes: Chiapas, Ciudad de México, Guerrero, Tabasco y Zacatecas. Trece entidades experimentaron una disminución, incluyendo a Coahuila, que pasó de 0.45 a 0.44. Catorce entidades mantuvieron su puntuación, entre las que se encontró a Durango con 0.45. De esta manera se hace evidente que hubo retrocesos y estancamientos más que mejoras de un año al otro.

En cuanto al factor seguridad, se reporta un aumento en su percepción en 24 entidades, mejorando las evaluaciones generales de Orden y Seguridad en 16 estados. A pesar de ello, las altas tasas de homicidios y delitos continúan, indicando que los avances no resuelven el problema, solo que lo alivian cuando se comparan con otros años del pasado sexenio. La corrupción sigue siendo un reto, especialmente en las fuerzas de seguridad y procuración de justicia, con un deterioro notable en 20 estados.

Por otro lado, se observan avances en la garantía de derechos laborales en 19 estados, destacando Coahuila entre ellos. Sin embargo, la justicia penal revela estancamiento y retroceso en 17 entidades, como Coahuila y Durango, en particular en el ámbito del respeto al debido proceso y los derechos de los acusados. También llama la atención las mejoras reportadas en 17 entidades en lo relacionado a mecanismos alternativos de solución de controversias.

Definitivamente amigo radioescucha, el Índice de Estado de Derecho en México 2023-2024 revela un panorama mixto. Mientras se observan avances en la percepción de seguridad y derechos laborales, persisten desafíos en seguridad, corrupción y participación ciudadana. Con la reforma judicial en el horizonte, estos datos son vitales para un diagnóstico objetivo y sin sesgos ideológicos, esenciales para entender la realidad verdadera de México y no la imaginaria o, peor aún, la conveniente.



Comenta esta noticia