La ciudad posible

 

En los próximos días, Torreón será anfitrión del Tercer Foro Inmobiliario del Norte, un evento que promete ser un punto de encuentro para el diálogo y la coordinación entre el Estado, la Sociedad Civil y la Iniciativa Privada. Este foro llega en un momento crucial, ya que, en los últimos cuatro años, la demanda industrial en México se ha quintuplicado, pasando de 300 mil a 1.7 millones de metros cuadrados, con un 84% de esta demanda concentrándose en seis ciudades, entre ellas Torreón.

La comarca lagunera destaca en el mapa del nearshoring. En particular debido a su ubicación estratégica cercana al corredor industrial Saltillo-Monterrey-Laredo, posiblemente el más relevante a nivel nacional en este momento. La seguridad es uno de sus mayores activos al encontrarse entre las diez ciudades más seguras del país. No obstante, es imperativo fortalecer dos áreas críticas: carreteras y electricidad, para que así sea posible respaldar este crecimiento y atraer inversiones.

En este orden de ideas es pertinente no enfocarse exclusivamente en el sector industrial, sino también considerar el hábitat. Se debe trascender la división entre centro y periferia de la ciudad del siglo XX y adoptar una visión multicéntrica que minimice los desplazamientos motorizados. Asimismo, es momento de replantear el concepto de centros comerciales tipo mall, originados para las periferias urbanas y que en México acabaron reduciendo los espacios públicos.

Para poner un ejemplo, los parquímetros deben ser vistos no tanto como una fuente de ingresos municipales, sino como un estímulo para el tránsito pedestre. Desincentivar el uso del automóvil y construir vías que prioricen caminar es esencial para la revitalización de las ciudades, fomentando el comercio y fortaleciendo el sentido de pertenencia de los ciudadanos. Así, es posible rescatar el centro histórico de Torreón, incentivando el disfrute del espacio urbano.

Definitivamente, amigo radioescucha, el momento es único. México actualmente representa el 3% del parque industrial de China. Si tan solo un 3% de las empresas de aquel país se trasladaran a nuestras tierras, necesitaríamos duplicar la infraestructura industrial. Por ello debemos verlo como una oportunidad para rediseñar Torreón no solo como ciudad industrial, sino como un modelo de ciudad vivible y sustentable, una ciudad posible.



Comenta esta noticia