Responder al llamado

 

La Encuesta de Evaluación de la Percepción sobre el Empresariado y el Capitalismo 2023, llevada a cabo por el Centro Eugenio Garza Sada, revela una apreciación mayoritariamente positiva en torno al sector empresarial en Monterrey, Chihuahua y Torreón. Según los resultados, la opinión de 8 de cada 10 habitantes de estas ciudades del norte del país es favorable hacia los empresarios, destacando su contribución al progreso local.

A pesar de la imagen positiva, la encuesta muestra que los habitantes de estas ciudades manifiestan una mayor confianza hacia otros grupos sociales, como maestros, movimientos ciudadanos y medios de comunicación. Además, se destaca que una proporción significativa de la población considera que a los empresarios les interesa poco el bienestar de sus empleados. Estos resultados evidencian una brecha entre la percepción general positiva y las expectativas en cuanto al compromiso social y laboral del empresariado en estas regiones.

Ahora, si bien aproximadamente el 60% de los encuestados ve a los empresarios como individuos honestos, un tercio de la población sostiene una opinión adversa, percibiéndolos como propensos a la corrupción. Esta apreciación se intensifica con el aumento del tamaño de la empresa, asociando mayor envergadura con una mayor probabilidad de conductas poco íntegras. De manera similar, una tercera parte de los participantes expresó incertidumbre respecto a su probidad con el pago de tributos.

Por otro lado, 70% de la los encuestados considera que el empresariado debe involucrarse más con los problemas sociales y expresar una mayor responsabilidad social. Los resultados muestran que la ciudadanía espera que los empresarios desempeñen un rol activo en resolver problemas públicos y promover el bienestar social dentro de sus comunidades.

Definitivamente amigo radioescucha, la ciudadanía procura superar la dicotomía público-privada, abogando por una visión holística. Se espera que los líderes empresariales no solo impulsen el crecimiento económico, sino que también se comprometan éticamente con el bienestar social. Este es el momento para que la iniciativa privada demuestre su capacidad de liderar con integridad y responsabilidad, respondiendo colaborativamente al llamado de la sociedad.



Comenta esta noticia