Tarea sin resolver

 

María de Lourdes Medina, vicepresidenta nacional de Canacintra, hizo un llamado urgente para abordar con seriedad el problema de los apagones que están afectando el país. Estos incidentes representan un daño económico significativo para las empresas, especialmente en los sectores metal-mecánico, automotriz, alimenticio, químico y farmacéutico. Aunque ciertas regiones son las más perjudicadas, el problema se extiende por toda la República Mexicana, impactando la productividad y la economía del país.

Por su parte, Alejandro Gutiérrez, presidente de Canacintra en Torreón, señaló que los apagones causan más que simples descomposturas de maquinaria. Los paros constantes en operación y producción son costosos. Aunque las máquinas puedan estar protegidas, los paros intermitentes afectan la producción con interrupciones que van desde cinco minutos hasta dos horas, obligando a un reinicio lento de las máquinas y con piezas que pueden quedar a medio camino.

En este sentido, es inaceptable que la CFE atribuya los apagones a factores externos como palomas en los cables o árboles no talados. La raíz del problema radica en la falta de mantenimiento de la red eléctrica y la ausencia de inversión en nuevas tecnologías y energías renovables. Las plantas generadoras, construidas hace décadas, requieren mantenimiento tanto en generación como en distribución. La situación actual es un reflejo directo de la negligencia en la inversión y el cuidado de la infraestructura eléctrica.

Por su parte, la diputada Blanca Lamas ha instado a la CFE a lanzar una campaña para informar sobre el procedimiento de compensación por daños a instalaciones y equipos eléctricos. Especialmente en áreas severamente afectadas como Torreón, la Comisión debe asumir la responsabilidad por las averías a aparatos electrónicos dado que fueron causadas por su descuido.

Definitivamente amigo radioescucha, la persistente falta de energía eléctrica deteriora la imagen de México ante potenciales inversionistas extranjeros. La infraestructura existente debería ser un atractivo para nuevas empresas; no obstante, los recurrentes apagones, especialmente durante temporadas de calor que afectan a todo el país, hacen que las empresas reconsideren su instalación. Es esta una tarea fundamental del estado que la 4T aún no consigue resolver.



Comenta esta noticia