Un diseño urbano para las personas

El Colegio de Arquitectos de la Comarca Lagunera presentó un proyecto para el ordenamiento integral de la Calzada Abastos. Este plan busca no solo mejorar una arteria vital de Torreón, sino transformarla en el emblema de la ciudad dorada del desierto. Así, la Calzada Abastos, esencial para conectar el norte y el oriente de la ciudad, se enfrenta a la posibilidad de un renacimiento que promete aliviar su tráfico y revitalizar su entorno.

Al respecto es pertinente recordar que la inversión pública en infraestructura es un catalizador para atraer inversiones privadas. Buenas carreteras, redes de transporte eficientes y telecomunicaciones avanzadas son la columna vertebral de una ciudad accesible y conectada. Además, instituciones educativas de calidad, hospitales y viviendas dignas son imanes para el talento y las empresas, creando un ecosistema próspero que beneficia a ciudadanos e inversores por igual.

Es necesario reconocer los esfuerzos previos en la zona, como la rehabilitación de camellones en la Calzada Abastos o el proyecto de construcción de un paso inferior en el cruce Independencia. Sin embargo, lo más valioso de la propuesta presentada por el Colegio de Arquitectos es su enfoque integral que busca una sinergia entre lo existente y lo emergente y perfila una transformación holística y cohesiva.

En este sentido es de recalcar que los proyectos de vialidad requieren de una visión sistémica para que la ciudad se vea como un todo interconectado y no como partes aisladas. La inversión en Cuatro Caminos es un recordatorio de que, sin esta perspectiva, los esfuerzos pueden resultar infructuosos. La visión integral del Colegio de Arquitectos pudiera superar estos desafíos, prometiendo una intervención que contribuya al bienestar colectivo.

Definitivamente amigo radioescucha, la nueva Torreón se vislumbra como una ciudad que trasciende la dicotomía centro-periferia. Este proyecto es un llamado a imaginar un espacio urbano donde el tiempo se invierte en el bienestar y no en el desplazamiento. La Calzada Abastos debe ser solo el comienzo de un diseño urbano que priorice a las personas y su calidad de vida por sobre la circulación vehicular.

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia