La Columna de Rosell

Mediocre: Que tiene poco valor o calidad. Que tiene poca inteligencia y no destaca por ninguna cualidad. Definición del “Gran Diccionario usual de la Lengua Española” de Larousse. ¿Es el Santos Laguna de José Manuel de la Torre un equipo mediocre? Si nos atenemos a los empates que son el prototipo del “ni fu ni fa” pues sí, Chepo ha empatado en Liga 16 juegos de treinta y dos dirigidos, el cincuenta por ciento. Lo curioso, cuando tomó en la jornada seis el caos en que dejó Luis Zubeldia a los Guerreros en el Apertura 2006, de doce partidos dirigidos solo empató uno. Cuando José Manuel se hizo responsable al cien por ciento de la planeación del equipo, lo dotó de orden y disciplina, pero también se enfermó de “Empatitis aguda” Once igualadas en el Clausura 2017 quedando a uno del record de Rayados en torneos cortos. Para este Apertura para los que teníamos la esperanza de que el equipo de José Manuel se destrabara y arrancara a todo vapor, pues ya cascabeleo con tres igualadas. El Santos de Chepo solo ha podido ligar triunfos en dos ocasiones: jornadas 16 y 17 del Apertura 2016, contra Jaguares 2-0 y contra Toluca 1-2. En el Clausura 2017 lo hizo ante Gallos y Tuzos jornadas 12 y 13 ambos jugados en casa y ganándolos por uno a cero.

Vuelvo al punto, ¿es ser demasiado estricto llamar al Santos de Chepo, mediocre? Fuera de nuestro entorno no hay vuelta de hoja, para la crítica nacional, Santos es el Rey del empate y por ende como no gana y no pierde es gris, tibio y volvemos a la palabrita, mediocre. En nuestro entorno los que seguimos en el día a día a los laguneros podríamos decir que sería injusto encasillar en tan deprimente rubro a nuestros Guerreros, cuando hemos sido testigos de la manera en que trabajan los juegos, todos con la idea de ganarlos, siempre proponiendo y buscando el arco rival. Aquí un alto, el del viernes pasado ha sido el peor juego del Santos desde que José Manuel ha sido el responsable de la planeación del equipo, un desastre, los futbolistas de verde y blanco hechos un nudo y lo peor, en el cierre del juego se veían “tronados” físicamente. Como si el esfuerzo descomunal que hicieron el domingo anterior anulando al “Madrid” de México les haya pasado la factura con solo cuatro días de descanso.

Otra definición de mediocre: “Se llama mediocre a aquel individuo que no es capaz de realizar actividades de manera satisfactoria o bien, que no se esfuerza lo suficiente para que estas sean apreciadas por la colectividad” Nosotros hemos sido testigos del esfuerzo de los futbolistas santistas, nos consta que el torneo pasado el consenso general de la “colectividad” fue satisfactorio a pesar del montón de empates.

Cierto que desespera esa hemorragia de puntos, Santos se desangra de unidades, va dejando en todas las canchas de México dos puntos, puede ligar tres sin derrota (como ahora) y uno que ligó dos derrotas gana y lo empareja en puntos, así de frustrante. Todo parece indicar que los primeros tres puntos de un solo golpe vendrán en la jornada cuatro, cuando se reciba al Veracruz que juega hoy por la tarde contra uno de sus rivales directos en el descenso, el Puebla. Los Tiburones tienen que ganar ese partido para luego venir a enfrentar al Santos Laguna en La Laguna donde han ganado dos de los últimos veintiún juegos incluyendo quince derrotas Si resultaba imperativo para los Guerreros ganarle a Monarcas y sumar de una vez por todas de a tres, imagínense el próximo domingo en casa.

Parecería que los laguneros son el equipo más fácil para pronosticar en las quinielas de nuestro país, aun así, hay comentaristas y analistas que siguen pronosticando derrotas para Santos, allá ellos que sigan de atarantados, ¡márquenle empate! Hasta nuevo aviso.

Tags

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia