La Columna de Rosell

Rafael Rosell

Hoy cuando silbe el final del partido Paco Chacón, deberá de haber un ganador y ese obligatoriamente será Santos Laguna, nada de que Veracruz por su condición de candidato al descenso es doblemente peligroso, nada que mostró destellos de buen futbol en sus primeros tres partidos, nada de que son once contra once y que la pelota es cuadrada, nada de que no hay rival débil, basta de lugares comunes, hoy Santos tiene que sumar de a tres sí o sí.

Con Chatón o sin Chatón, con doble contención o solo uno, cualquiera que sea la alineación de Chepo deberá bastar para vencer a los Tiburones desdentados desde hace un buen rato, en sus últimas diez visitas el Veracruz ha perdido nueve partidos y su saldo es de doce goles en contra y tres a favor, en siete de esos encuentros no anotó. Santos tiene que aprovechar esto cabalmente y con un par de goles resolver el trámite, el primero para encaminar la cosa y el segundo ya en la parte complementaria para no cerrar con angustias gratuitas

Al final de los noventa minutos el triunfo debe de ser lagunero, por uno, por dos o por cien, no importa, además pedirle a los Guerreros que goleen es pedirles mucho, en la era de José Manuel de la Torre solo una vez en torneo regular han alcanzado la cifre de tres goles, jornada nueve del Apertura 2016 cuando vencieron a Pumas tres a uno en el Corona, con goles de Mauricio Cuero y doblete de Jonathan Rodríguez. También le metieron tres al Toluca en la bombonera, en la vuelta de cuartos cuando Santos fue un vendaval sin rumbo que pudiendo anotar ocho solo atinó en tres ocasiones.

Entonces esperar una goleada es improbable pero un triunfo guerrero es perfectamente lógico, Santos debe de ganar estos partidos, como debe de ganarle en casa como mínimo a Necaxa, Puebla y Atlas. Triunfos presupuestados en el Corona y obviamente tendrán que caer otras victorias para poder aspirar a clasificar, sobre todo de visita, donde al parecer solo puede vencer al Toluca, las únicas dos victorias de visitante de la era Chepo han sido contra los Diablos Rojos, son 18 partidos fuera de casa y solo dos triunfos, por si había alguna duda de que tal le caen los aires toluqueños a José Manuel de la Torre, tres campeonatos de liga y sus únicos dos triunfos de visitante con Santos.

Hoy por lo pronto a ganar, estos son los partidos que hay que ganar y después a seguirle intentando como foráneos hasta encontrar los triunfos que permitan escalar en las dos tablas, la de posiciones y la de cocientes, que el trabajo arduo de la semana por fin tenga la debida recompensa.

Alejandro Irarragorri presidente de Santos Laguna se alcanzó la broma de decir: ”Así como yo, ya supere la hepatitis, Santos superará la empatitis” buen puntacho de Alejandro. Desde aquí, nuestro gusto por saberlo completamente sano y recargado para seguir al frente del equipo lagunero. Cuídate Alejandro que te necesitamos firme en el timón de esta nave donde todos de alguna manera u otra formamos parte de la tripulación.

Tags

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia